Inmigración
Crisis en la frontera

Denver lanza un programa para ayudar a los inmigrantes a estabilizarse en la ciudad

El alcalde de Denver Mike Johnston junto a un grupo de inmigrantes a las afueras de un refugio en la ciudad.

El Gobierno de Denver lanzó un programa para ayudar a los inmigrantes indocumentados a establecerse en la ciudad y mejorar su calidad de vida.

La iniciativa proporciona a los inmigrantes indocumentados recién llegados a Denver seis meses de alojamiento, formación laboral, enseñanza del idioma y asistencia jurídica para las solicitudes de asilo.

John Ewing, responsable de las comunicaciones de respuesta a los inmigrantes recién llegados de Denver, confirmó que casi 800 personas se habían unido al programa hasta el miércoles, y se espera que pronto lo hagan más.

Aunque se enfrentó a una falta de presupuesto para atender a inmigrantes, Denver apuesta para que los solicitantes de asilo se establezcan de la mejor manera en la ciudad y comiencen su nueva vida.

Ciudades como Denver, Nueva York y Chicago se han esforzado por acoger a las crecientes poblaciones de inmigrantes. Pero, a diferencia de los límites más estrictos de Chicago y Nueva York, Denver toma un camino diferente.

"Nuestro objetivo era tomar lo que la gente veía como una crisis y convertirlo en una oportunidad", explicó el alcalde de Denver, Mike Johnston.

Johnson expuso su deseo de trabajar con los inmigrantes recién llegados y en la demanda de mano de obra de la ciudad. Denver ha elaborado un programa pionero para los solicitantes de asilo.

Más inmigrantes se unen al programa

Los inmigrantes que se encuentran en el sistema de acogida de Denver desde abril y esperan asilo pueden ahora utilizar de forma productiva los seis meses de espera del permiso de trabajo.

"Intentamos aprovechar esos seis meses de espera como una oportunidad", según explicó el alcalde. El programa ofrece formación laboral, clases de inglés, instrucción financiera y certificaciones específicas de la industria.

Lectores: 117

Envianos tu comentario