Información General
Engaño en el Sueño Americano

Al menos 16 migrantes venezolanos quedaron en la calle tras ser estafados en Florida

Imagen de referencia.

Al menos 16 migrantes venezolanos quedaron en la calle tras haberse mudado de Nueva York a la ciudad de Tampa, Florida, y haber sido víctimas de una estafa que les robó todos los ahorros que poseían.

Los connacionales ya tienen 5 meses en los Estados Unidos.

Según el criollo, identificado como Alexander Acosta, explicó que junto a varios familiares, decidieron abandonar la gran manzana para establecerse en el sur de Florida. En total eran 16 personas, entre ellas seis niños.

“Llegamos acá fue a trabajar, por eso salimos de Nueva York, porque por más que sea eso da pena, nos sentimos como que el gobierno nos esté manteniendo y eso con nosotros no va”, dijo el venezolano.

El estafador ofrecia servicio de agente inmobiliario por las redes sociales

Entre todos reunieron casi 4.000 dólares, por lo que ubicaron por las redes sociales a un presunto agente inmobiliario. Este les prometió darles una casa en la urbanización de Plantation, en el condado Hillsborough, tras ordenarles hacer pagos separados a tres cuentas por Zelle.

“Esta estafa, todavía hoy en día, la veo y no la creo”, reflexionó Acosta.

Wilmary Báez, una de las familiares de Acosta, fue la encargada de negociar con el presunto estafador. Aún recuerda todos los detalles de ese proceso que los dejó literalmente en la calle.

“Todo fue por medio del celular, o sea, del internet. Por mensaje, porque ni siquiera recibía llamadas porque él decía que no podía contestar la llamada”, explicó Báez.

Los pagos se hicieron y la extensa familia de 16 personas logró entrar a la casa, pese a nunca haber visto al agente. Un último detalle: el agente inmobiliario les pidió contratar un cerrajero para abrir la unidad, afirmando que el candado electrónico se había dañado.

“Logramos obtener el dinero para alquilar. Arrendamos, estábamos contentos y, lastimosamente, bueno, resulta que nos dimos cuenta que estábamos estafados”, recordó Acosta.

En este sentido, afirmó que no pasó ni una semana hasta que una desagradable sorpresa tocó a su puerta. “Llegó la policía y nos sacó”.

Durante la operación, Progress Residential, una empresa de manejo de alquileres y administradora de la casa en cuestión, le entregó al grupo de migrantes una carta con fecha del 4 de marzo destacando que ellos no tenían autorización para vivir en el lugar.

“‘Ustedes han sido estafados’, nos dicen las mismas personas de Progress”, apuntó Acosta.

Desde ese entonces, sin recursos ni un techo donde resguardarse de la lluvia ni el frío, han vivido literalmente en la calle durante casi tres semanas, esperando que alguien los escuche y ayude.

Lectores: 114

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: