Economía y Empresas
Reclamo

Conductores de viajes compartidos en Chicago piden salario digno y mayor seguridad

Al menos siete choferes de Uber, Lyft en Chicago fueron atacados violentamente en enero de 2024 y dos de ellos perdieron la vida.

Aracely Bock empezó a trabajar para la compañía Uber en 2019. Ella lo recuerda como una bendición, porque en ese tiempo su familia estaba en crisis y como conductora de viaje compartido pudo apoyar la economía de su hogar.

“No me sentía que estaba en peligro manejando por la ciudad, solamente era una oportunidad para servir”, mencionó Bock, quien ha sido misionera por más de dos décadas.

Bock dijo a La Raza que se necesita aprobar la Ordenanza de Seguridad y Salario Digno para Viajes Compartidos de Chicago para que los conductores puedan trabajar con mejor salario y mayor seguridad.

Ella dice que a veces no sabe quién se sube a su auto porque el pasajero no tiene que usar su nombre para movilizarse en Uber o Lyft, ya que algunas veces el servicio lo puede pedir y pagar cualquier persona, sea el amigo, la mamá o el tío. “Alguien puede comprar un celular y utilizar una tarjeta de débito, no tiene que usar el nombre de ellos para acceder a una cuenta de Uber”, explicó.

Bock dijo que, en los últimos meses, todo lo que está pasando con los conductores de esos servicios es horrible. Mencionó la muerte de la conductora de viaje compartido Adriana Arocha Duque, asesinada a tiros en el vecindario de Austin de Chicago el día después de Navidad.

“Uber es una compañía tan grande, pero no está cuidando a la gente que está haciendo posible este negocio”, comentó Bock.

Decenas de conductores de viajes compartidos exigen mayor seguridad y un salario justo, a medida que continúan siendo el blanco de ataques, robos y asesinatos a mano armada en Chicago.

El grupo está pidiendo al Ayuntamiento que se apruebe la Ordenanza de Seguridad y Salario Digno para Viajes Compartidos de Chicago, que busca aumentar los salarios de los conductores y brindarles mayor seguridad laboral.

La iniciativa es liderada por la Chicago Gig Alliance, una organización que lucha por mejores condiciones laborales para los conductores de viajes compartidos de empresas como Uber y Lyft, entre otras.

Por su parte, el concejal del Distrito 22, Mike Rodríguez, patrocina la ordenanza de participación justa de Chicago, la que, de obtener luz verde en el Concilio Municipal de Chicago, permitiría que las plataformas de viajes compartidos fueran más seguras y ayudaría a los conductores a ganar salarios predecibles.

Rodríguez dijo a La Raza que los conductores de Lyft y de Uber merecen más seguridad y mejores sueldos, por lo que se está luchando para que se apruebe una propuesta que les otorgue protecciones laborales.

“Vemos violencia contra los conductores de Lyft y de Uber, ellos merecen justicia. Hay varios concejales que están de acuerdo con pasar la ordenanza. Pero, como todo, tenemos que reunirnos, todavía estamos luchando para que se pueda pasar y traer justicia a los conductores y espero hacerlo lo más pronto posible”, señaló Rodríguez, quien es presidente del Comité de Desarrollo de la Fuerza Laboral del Concilio Municipal de Chicago.

El 74 por ciento de los conductores de Illinois encuestados han experimentado amenazas, acoso o agresiones en el último año, cifra superior a lo que se ha informado a nivel nacional, según una investigación reciente del Centro de Organización Estratégica (SOC, por sus siglas en inglés), la Chicago Gig Alliance y The People’s Lobby.

Los conductores de viajes compartidos realizaron en días recientes una vigilia con velas frente al Ayuntamiento de Chicago.

Quieren que se apruebe una ordenanza que permita un aumento de sus salarios y que los pasajeros proporcionen una identificación a través de las aplicaciones Uber y Lyft antes de iniciar el viaje. También brindaría a los conductores nuevas protecciones contra una desactivación injusta.

Durante la vigilia estos trabajadores, el concejal Rodríguez, los familiares de las víctimas y sus aliados recordaron a los conductores de Uber y Lyft que murieron en el trabajo.

Al menos siete conductores de viajes compartidos en Chicago fueron atacados violentamente y robados por sus pasajeros solo en enero de 2024. Dos de ellos perdieron la vida, según los organizadores de la vigilia.

“Esta epidemia de violencia contra los conductores ha empeorado tanto que el Departamento de Policía de Chicago publicó una alerta comunitaria solo para los conductores el mes pasado, porque los atacantes suelen ser nuestros propios pasajeros”, dijo Lori Simmons, conductora de Uber/Lyft y organizadora principal de la Chicago Gig Alliance.

La Chicago Gig Alliance es un proyecto de The People’s Lobby que está presionando por protecciones laborales y mejor pago para estos conductores. Esto desde que se redactó la iniciativa de la Ordenanza de Seguridad y Salario Digno de Viajes Compartidos en 2022.

Hasta el momento, la iniciativa tiene el apoyo de 30 concejales del Concilio Municipal de Chicago, según los organizadores.

Lectores: 44

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: