Inmigración
Crisis en la frontera

Crimen de migrantes en Texas agudiza el debate migratorio entre los candidatos a Presidente

Por este caso la policía ha arrestado a dos hombres, inmigrantes indocumentados de origen venezolano sobre quienes ya pesan cargos de homicidio capital.

Jocelyn Nungaray tenía 12 años de edad. El lunes de la semana pasada su cuerpo sin vida fue hallado en un arroyo poco profundo de Houston, en el estado de Texas. Había sido estrangulada.

Por este caso la policía ha arrestado a dos hombres, inmigrantes indocumentados de origen venezolano sobre quienes ya pesan cargos de homicidio capital. El crimen ha vuelto a reavivar la batalla política entre el expresidente Donald Trump y el mandatario Joe Biden, que tiene como uno de sus temas más peliagudos la seguridad fronteriza.

Los detenidos han sido identificados como Johan José Martínez-Rangel, de 22 años, y Franklin Peña Ramos, de 26. Los dos ciudadanos venezolanos ingresaron de manera ilegal a Estados Unidos, según un comunicado difundido el viernes por Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

Según un portavoz del ICE citado por NBC News, Martínez-Rangel fue detenido por la Patrulla Fronteriza cerca de El Paso, Texas, el 14 de marzo. Ese mismo día fue puesto en libertad bajo fianza con aviso de comparecencia. Peña fue arrestado por la Patrulla Fronteriza el 28 de mayo cerca de El Paso. El mismo día fue puesto en libertad bajo fianza con orden de comparecencia.

No se sabe cuándo llegaron a Houston, que está a 1.200 kilómetros de El Paso.

El crimen ocurrió a falta de cinco meses de las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, en cuya campaña la inmigración y la seguridad fronteriza están entre los principales temas que enfrentan con dureza a republicanos y demócratas.

Es más, de acuerdo con una encuesta de NBC News realizada en abril, 22 por ciento de los votantes registrados afirmó que la inmigración y la situación en la frontera eran el asunto más importante por resolver en el país.

Trump culpa a Biden por la situación en la frontera con México, donde se han registrado récords de ingresos de indocumentados que buscan asilo en Estados Unidos. Solo en mayo, unos 3.800 migrantes cruzaron la frontera cada día, dando un total en ese mes de 118.000 detenciones. Pero ese no ha sido el nivel máximo, en diciembre del año pasado los arrestos superaron las 250.000 personas.

Esta situación llevó a Biden a firmar a inicios de junio una orden ejecutiva para restringir el acceso de migrantes indocumentados al país y dificultar la obtención de asilo.

Trump culpa a Biden

Con respecto al caso de la niña de 12 años, el viernes un portavoz de la Casa Blanca dijo: “Nuestros corazones están con la familia y seres queridos de Jocelyn Nungaray”.

“No podemos hacer comentarios sobre casos activos de aplicación de la ley”, continuó el portavoz. “Pero fundamentalmente, cualquiera que sea encontrado culpable de este tipo de crimen atroz y espantoso debe rendir cuentas, con todo el peso de la ley”.

Un día antes, Trump había usado el caso de Jocelyn Nungaray para atacar a Biden. El magnate culpó a las políticas fronterizas de la Administración del presidente demócrata de la muerte de la niña. “Tenemos una nueva matanza de migrantes de Biden. Sólo va a empeorar, y todo es culpa de Crooked Joe Biden”, escribió el republicano en Truth Social.

El sábado, durante un discurso en Filadelfia, Trump dijo: “Cruzaron nuestra frontera alegando que temían por sus vidas en Venezuela, pero ya saben, la delincuencia en Venezuela ha bajado… porque se han traído a todos los delincuentes (a Estados Unidos)”, especuló.

La campaña de Biden contraatacó, señalando el papel de Trump en el hundimiento de un acuerdo fronterizo bipartidista en el Congreso con el que se buscaba reducir las entradas de solicitantes de asilo a cambio de que se apruebe un paquete de ayuda para Ucrania.

“Donald Trump está haciendo que los estadounidenses estén menos seguros al bloquear el acuerdo fronterizo”, expresó Lauren Hitt, portavoz de la campaña de Biden.

En su discurso en Filadelfia, Trump también mencionó el arresto el martes de un ecuatoriano acusado de violar a una niña de 13 años en Nueva York, y los recientes cargos contra un salvadoreño por la violación y asesinato de Rachel Morin, madre de cinco hijos, ocurrido en Maryland en agosto de 2023.

Trump reiteró sus planes de “comenzar la operación de deportación más grande en la historia de Estados Unidos” y de cerrar la frontera sur del país si es elegido presidente.

En este punto, NBC News destacó que una revisión de datos mostró que los niveles generales de delincuencia están bajando en las principales ciudades que han recibido más migrantes procedentes de Texas, entre ellas Chicago, Nueva York y Washington D.C.

¿Quién era Jocelyn Nungaray y cómo murió?

Según su madre Alexis Nungaray, la última vez vio con vida a su hija Jocelyn fue el domingo 16 de junio en su cama mientras dormía.

En la mañana del lunes, Alexis fue a despertarla, pues la menor iba a acompañarla al trabajo, pero la niña no estaba en su habitación, por lo que reportó su desaparición a las autoridades de Texas.

El alcalde de Houston, John Whitmire, dijo entonces que tenían razones para creer que la niña se había escapado de su casa durante la noche del domingo.

La policía informó que a las 6:15 am del lunes, una llamada telefónica alertó del hallazgo de un cuerpo en un arroyo en West Rankin Road, no muy lejos de la casa de la menor.

Luego se confirmaría que se trataba de Jocelyn. Entonces, se empezó con la búsqueda de dos hombres de interés que llevaban gorras de béisbol y que fueron captados por una cámara de vigilancia.

Los sospechosos fueron finalmente arrestados el jueves.

De acuerdo con documentos judiciales revisados por Telemundo Houston, Johan José Martínez-Rangel y Franklin Peña Ramos no conocían a la niña. Se toparon con ella y le comienzan a pedir una dirección.

Según el departamento de policía de Houston, Martínez-Rangel y Peña fueron captados por cámaras de seguridad el domingo 16 de junio saliendo de un restaurante. Una vez afuera del lugar, se encontraron con la niña Jocelyn Nungaray y caminaron juntos hacia una tienda 7-Eleven.

La madre de la niña dijo a la prensa que el encargado de la tienda le comentó que la menor parecía estar angustiada. En un momento, este le preguntó a Jocelyn: “¿Estás incómoda?”, y ella respondió que “no”.

Minutos después, salieron de ese lugar y se dirigieron hacia un puente donde según las autoridades permanecieron con ella por más de dos horas, para luego estrangularla la madrugada del lunes 17 de junio.

Los dos sospechosos continuaron sus caminos hacia el departamento donde vivían juntos, que está muy cerca del arroyo donde fue encontrado el cuerpo de Jocelyn.

La Fiscalía dijo que la menor fue encontrada atada de manos y tobillos, desnuda de la cadera para abajo. Todavía no se sabe si fue víctima de agresión sexual. Si este fuera el caso, por ese agravante sí se puede pedir la pena de muerte para ambos, dijo a Telemundo Houston el abogado criminalista Christian Capitaine.

La madre de la niña manifestó a KRIV-TV que no reconoce a los sospechosos.

De acuerdo con la agencia AP, el lunes el alcalde Whitmire dijo que la niña había estado hablando por teléfono con su enamorado adolescente después de que se escapara de su casa y que él pudo escuchar voces de hombres de fondo.

“Hay muchos locos por ahí, y con solo mirarlos nunca se puede saber”, dijo Alexis Nungaray. “Mi bebé no se merecía esto en absoluto”.

“Quiero que el karma los golpee. Estoy enojada. Se aprovecharon de ella. Era muy joven. Me quitaron a mi primogénita”, manifestó la mujer.

Lectores: 173

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: