Inmigración
Crisis en la frontera

Más de un centenar de migrantes haitianos llegan a los Cayos de Florida

Los migrantes haitianos, quienes declararon haber pasado siete días en el mar, fueron arrestados y actualmente se encuentran bajo custodia.

Un grupo de más de 100 migrantes haitianos llegó en un velero a la costa de la parte baja de los Cayos de Florida la madrugada del miércoles, informaron funcionarios locales y federales.

La embarcación llegó a unos 91 metros (100 yardas) de un condominio de Cayo Hueso a las 4 de la madrugada, y poco después acudieron al lugar las fuerzas del orden, informó la comisaría del condado de Monroe. La mayoría de los 118 migrantes eran hombres, pero en el grupo también había mujeres y niños, indicó la comisaría.

El desembarco sucede en un momento en que el país caribeño se encuentra luchando contra un repunte de la violencia de las pandillas que ha matado a miles de personas en los últimos años y que ha dejado a cientos de miles sin casa en la capital haitiana. Las pandillas han atacado a personajes públicos así como hospitales, escuelas, y otras instituciones esenciales de Haití, uno de los países más pobres de América.

Decenas de miles de haitianos han abandonado su país en los últimos años, y muchos han llegado a la frontera sur de Estados Unidos, pero el gobierno del presidente Joe Biden ha puesto en marcha medidas que han dificultado aún más la entrada de solicitantes de asilo a través de la frontera terrestre.

Con el apoyo de las fuerzas del orden federales, estatales y locales, los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos intervinieron ante la llegada de migrantes haitianos, dijo Samuel Briggs II, el agente jefe en funciones de la Patrulla de la agencia en Miami, en la plataforma de medios sociales X.

Los paramédicos estaban evaluando a las personas en el lugar y un grupo de ellas fue trasladado a una clínica local, pero ninguna presentaba lesiones que pusieran en peligro su vida, dijo la comisaría.

El gobierno de Joe Biden ha estado enviando a los haitianos de vuelta a su país desde abril, cuando, por primera vez en varios meses, hubo un vuelo de deportación. En ese momento, el Departamento de Seguridad Nacional dijo en un comunicado que “continuará aplicando las leyes y la política de Estados Unidos en todo el Estrecho de Florida y y la región del Caribe, así como en la frontera suroeste”.

La política estadounidense consiste en deportar a los no ciudadanos que no acrediten una base legal para permanecer en Estados Unidos.

Defensores de los inmigrantes y miembros de la diáspora haitiana en el sur de Florida instaron a los gobiernos federal y estatal a prestar apoyo a los inmigrantes indocumentados.

“La situación en Haití es más que desesperada. La gente está huyendo para salvar sus vidas, buscando seguridad y la oportunidad de sobrevivir”, dijo Tessa Petit, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de Florida y oriunda de Haití. “Instamos a nuestro gobierno a tratar a estas personas con la compasión y la dignidad que merecen”.

El año pasado, miles de migrantes procedentes de Haití y Cuba fueron detenidos en el mar por la Guardia Costera cuando intentaban alcanzar la costa de Florida.

En enero de 2023, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió una orden que permitía a los agentes de policía del estado y a los soldados de la Guardia Nacional patrullar el mar y el cielo en busca de migrantes que llegaran al estado.

La medida entró en vigor tras un repunte en el número de migrantes procedentes de Cuba y Haití a finales de 2022.

Lectores: 75

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: