Miami
Elecciones

Miami-Dade: candidato a alguacil pide investigar antes de votar

Mario Knapp, aspirante al puesto de sheriff, se presenta como un mayor retirado de la Policía, con amplia experticia en asuntos operacionales y administrativos.

Los residentes inscritos en el registro electoral se preparan para escoger en noviembre al nuevo alguacil de Miami-Dade, entre 12 candidatos republicanos y tres demócratas, hasta el momento. Uno de esos aspirantes es el mayor retirado de la policía condal Mario Knapp.

Con una experiencia de 27 años en el Departamento de Policía de Miami-Dade, Knapp se presenta como un candidato no solo con experiencia administrativa, sino también operacional gracias a una amplia diversidad de cargos desempeñados en la agencia policiaca condal.

Diario de las Américas conversó con el aspirante a la silla del alguacil. Si algo tiene claro Knapp es que “no soy un político” y pidió a la comunidad que antes de votar “por alguien conocido”, primero investiguen la formación y trayectoria de la persona en la que van a depositar su confianza para un cargo que, a su juicio, no debe ser para un político.

-¿Por qué aspira a este cargo? ¿Qué planes quiere sacar adelante si llega a convertirse en el primer alguacil después de tantos años sin este cargo en Miami-Dade?

-Este es un cargo muy importante. Es la primera vez desde el 1966 que se vuelve a elegir a un alguacil, pero a mí lo que me preocupa es la seguridad pública del condado.

Tengo dos niños aquí y no estamos estructurados en estos momentos para que la seguridad pública sea lo primero. Necesitamos muchos más oficiales en la calle y esa es uno de los asuntos más importantes.

Lo que vemos en Chicago, Filadelfia, Nueva York o California es un nivel de desorden insostenible. Necesitamos regresar a la ley y el orden en Miami-Dade.

-Para el cargo de alguacil se requiere de alguien con experiencia, pero también que tenga los contactos necesarios para llegar a las agencias federales más importantes del país ¿Cree usted que cumple con esos requisitos?

-El último cargo que tuve fue el de mayor. Me tocaba manejar el equipo SWAT, en asuntos como bombas, aviones, helicópteros, botes, buzos, los perros adiestrados y las motocicletas. Pero también tuve a mi cargo un equipo, que es la razón por la que estuve 30 días como comandante de operaciones de las tareas de la policía en los edificios de Surfside que se desplomaron.

En ese cargo estuve hablando constantemente con el Servicio Secreto, con todos los federales y estatales, y muchas organizaciones. Antes de eso, era teniente en el área de robos, donde trabajábamos mucho con agencias como el FBI.

Entonces, en este cargo de alguacil no solamente se necesita experiencia administrativa y de comando, sino también experiencia operacional. Es sumamente importante tener a alguien que ha manejado todos esos rangos y esas relaciones con otros departamentos federales, estatales y condales.

-¿Se describe usted como un oficial multitareas en inglés por las disímiles labores en las que se ha desempeñado?

-Lo que digo siempre es que nadie puede reemplazar los años de experiencia que tengo. Hay muchos que están diciendo que tienen experiencia policial, pero en realidad hay que decirle al público que investigue, que sea escéptico, no me crean a mí, oigan, hagan su investigación, porque hay muchos que dicen "soy policía", "he hecho esto", pero no han tenido ningún rango o ningún nivel de supervisión en un departamento policial.

La posición de alguacil será la maquinaria más grande del sureste de los Estados Unidos. Se requiere una persona que no solamente conozca todas las esquinas de este condado, sino que también tenga el conocimiento de que lo que trabaje en Kendall no es lo mismo que debe trabajar, por ejemplo, en Liberty City. Es importante que la persona que va a manejar la Oficina del Sheriff haya tenido diferentes cargos y que haya trabajado en iniciativas grandes.

-El condado vivió momentos muy complejos en los años 1970 y 1980 por cuenta del narcotráfico, en cabeza de organizaciones como la de Griselda Blanco, alias La viuda negra. Los tiempos han cambiado, sin embargo, todavía se registran acciones de tráfico de drogas y, de hecho, se dice que el río Miami se sigue utilizando para ese tipo de actividades. ¿Qué piensa sobre ese aspecto?

-Es por esto por lo que no debe haber influencia política en la manera en que situamos nuestros recursos policiales en la calle. Yo era sargento en la división de narcóticos. Teníamos un equipo muy completo para combatir las bandas de las drogas. Cómo es posible que hoy en los Estados Unidos tengamos un problema tan grande con el fentanilo, que lo están haciendo lucir como otras pastillas, pero es fentanilo escondido.

Cómo es que hoy en el condado de Miami-Dade no tenemos ese equipo, que era el responsable de la lucha contra las drogas. Hoy no existe porque lo desarticularon hace años. También necesitamos una oficina que investigue, como debe ser, la corrupción pública, porque lo que existe fue minimizado.

El mensaje es que no me importa si eres policía, si eres comandante, si eres político. Si hay alegaciones de corrupción, a esa persona debemos investigarla y por eso debemos tener una oficina para esa labor.

-Los residentes del condado observan que la policía actúa cuando se produce el delito, pero muchos se preguntan ¿dónde están las campañas educativas, por ejemplo, para evitar o al menos reducir el número de casos de homicidio-suicidio que han tenido lugar en semanas recientes?

-Nosotros tenemos que educar el público y ese es un trabajo muy importante. Esto no lo estamos haciendo desde hace años y es algo que necesitamos. El Condado pasó una política nueva sobre cómo debe actuar la policía frente a una persona medicada y que tenga armas en casa.

En esos casos, la policía tiene que dejarlo en casa, a pesar del riesgo que puede representar para sus vecinos o para él mismo. Si fuera mi hijo que no toma su medicación y está armado, yo quisiera que la policía esté ahí, no que venga después porque él está solo y no hay peligro. Pensemos ¿qué puede pasar con la vida de él? Este tipo de normas no deben ser aprobadas por el clima político.

-Hay por el momento 12 candidatos republicanos y tres demócratas aspirando al cargo de alguacil. ¿Cómo ve usted el ambiente político y sus posibilidades frente a los rivales?

-Por esto, vuelvo a decirle al público que hagan su investigación sobre todos los candidatos, oigan a todos. Creo que solo hay tres candidatos serios, pienso que soy uno de ellos. Esta es una posición policial, esto no es una posición política. No es suficiente decir "voy a apoyar este porque me cae bien", "voy a apoyar este porque lo conozco por años", "voy a apoyar a este porque es primo de mi prima".

Esta es una elección sumamente importante y necesitamos a alguien que tenga experiencia y pienso que no hay ningún candidato que tenga mi experiencia, que es administrativa y operacional.

Mucha gente me pregunta, ¿qué vas a hacer en los primeros 100 días? Y yo les digo que no necesito 100 días. Yo sé dónde están los cubiertos, dónde están las servilletas en este edificio. Necesitamos a alguien que desde el primer día sepa lo que va a hacer y que sepa cómo manejar el departamento.

-Sigue causando polémica si la Oficina del Alguacil tendrá el manejo integral de la policía, si debe quedar el departamento actual con algunas funciones o si el Departamento de Correccionales debe quedar fuera del mando del alguacil. ¿Qué piensa sobre esto?

Los políticos siempre tratan de confundir. Por eso, siempre traigo algo muy importante y es la placa de policía. Si la miramos bien, podemos ver que la placa dice Sheriff. De estas he tenido cinco placas porque he sido oficial, sargento, teniente, capitán en cinco mandos diferentes y mayor. Miami-Dade siempre ha tenido una Oficina del Sheriff.

Las responsabilidades constitucionales nunca han cambiado. Los políticos están diciendo que se necesita un político para que haga la transición del Departamento de Policía a la Oficina del Sheriff.

Eso no es así. Lo único que va a cambiar es que el público podrá elegir a la persona apropiada para ese cargo y que el alguacil ya no le reportará a un político. No nos están dando el Departamento de Correccionales.

Por eso, quiero esperar a ganar en noviembre y vamos a ir a la oficina del gobernador para decirle que queremos regresar ese departamento a la oficina del alguacil.

Lectores: 97

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: