Mundo NOVA
Las reinas de OnlyFans

Paige Vanzant y Mandy Rose se juntaron para una producción infartante e incendiaron las redes

Paige Vanzant (ex peleadora de UFC) y Mandy Rose (ex WWE) comenzaron a hacer contenido para adultas al darse cuenta de los increíbles ingresos que podían generar.

En cada deporte suelen aparecer protagonistas que no sólo generan admiración por la destreza en la disciplina, sino que además causan atracción por sus atributos físicos. A la hora de ejemplificar podría mencionarse a Paige Vanzant (ex peleadora de UFC) y Mandy Rose (ex WWE), quienes se unieron en una colaboración explosiva generando contenido para adultos.

Las rubias no sólo tienen un llamativo parecido físico, sino que además evidencian grandes similitudes en sus respectivas carreras. Aunque eran exitosas en sus disciplinas, consideraron que una buena manera de aumentar sus ingresos podría ser la venta de material erótico.

Ese expendio les permitió elevar exponencialmente sus finanzas pero les originó un conflicto con las empresas en las que competían, algo que poco les importó. Esto se debe a que les bajaron la persiana a sus pasos por UFC y WWE, por lo que actualmente brillan en OnlyFans. Y esta colaboración en conjunto hizo enloquecer a sus seguidores, quienes llevaban tiempo pidiendo una producción entre las dos rubias.

Para un importante porcentaje de la sociedad, un despido laboral podría desencadenar en una complicación económica a futuro. Rose fue por el camino inverso a esa tendencia, contemplando que su salida de la WWE le permitió mejorar su estatus financiero.

Sin ir más lejos, en diciembre del año pasado, la cuenta oficial de FanTime en Instagram confirmó que Rose logró recaudar un millón de dólares en dicho mes con sus publicaciones en la plataforma.

Vale destacar que fue despedida después de que WWE tomara una decisión sobre la publicación de una gran cantidad de fotografías al desnudo de la propia Mandy en su website de FanTime.

Una vez despedida, la exdeportista usó una estrategia para sacar provecho de la noticia, elevó el precio de sus suscripción mensual (de 25 a 40 dólares) y los números comenzaron a mejorar.

Por su parte, y a pesar de tener grandes condiciones arriba del hexágono, Paige VanZant hizo su camino entre peleas y la sexualización de su imagen. Tal es así que el año pasado confirmó la creación de su propia plataforma de contenido para adultos.

La mediática luchadora había manifestado que "gano mucho más dinero sentada en casa publicando fotos en Instagram (ahora con 3.1 millones de seguidores) que peleando. Si me dedicase sólo a pelear estaría perdida económicamente. No sé dónde está mi futuro, realmente no lo sé".

Justamente ese bienestar económico generado por diferentes vías no la presionaba para acordar contratos con la UFC. De hecho pretendía más dinero que el que Dana White le ofrecía, por lo que decidió colgar los guantes.

"Haber sido agente libre a los 26 años.... yo era muy joven. Fue angustioso saber que estaba dejando la potencia de los deportes de combate. Pero sé que fue la mejor decisión que he tomado", contó VanZant, que peleó por última vez en julio de 2020.

Lectores: 416

Envianos tu comentario