Información General
Preocupante

Vendedores ambulantes luchan por sobrevivir en medio de la tormenta en el sur de California

En el centro de Santa Ana los residentes no dejaron de salir a realizar sus compras.

En el segundo día de tormenta en el sur de California, donde hubo un poco más de tres pulgadas de lluvia en el condado de Orange, Alejandro Morales decidió mantener su puesto Ruby’s Tamales abierto en la ciudad de Santa Ana.

Morales ya tiene 15 años con su negocio en la calle Mortimer, cerca del centro de Santa Ana donde venden tamales de pollo, de puerco y también tortas de tamal.

Varios locales permanecieron abiertos en el centro de Santa Ana, pero el único vendedor en las calles fue Ruby’s Tamales.

Para Morales, quien llevan vendiendo 15 años en el mismo lugar, el clima solo es otro día y se necesita trabajar para poder pagar la renta.

“Aunque haya tormentas o lluvia, estamos aquí todo el tiempo”, dijo Morales. “A pesar de la lluvia la gente se arrima”.

Como dijo Morales, la lluvia no detuvo a la comunidad en llegar al centro de Santa Ana y varios residentes fueron a los cafés, hicieron sus compras de la semana y fueron a cortarse el cabello.

En algunas calles, los carriles de las esquinas se llenaron de agua hasta la acera y la mayoría de los negocios tenían toallas en el suelo para que la gente secara sus zapatos y cubetas a lado para los paragüas empapado de los clientes.

Bob Rodríguez es cartero y lleva 36 años repartiendo cartas, pero solo seis años cubriendo la zona del centro de Santa Ana.

Aunque está lloviendo fuerte, Rodríguez tiene que entregar las cartas y paquetes; aunque recordó que hace unos años casi se quedó atascado por el agua mientras trabajaba.

“Hace unos cinco años llovió tanto que el coche empezó a llenarse de agua”, explicó. “Así que ahora trato de tener cuidado”.

Las intensas lluvias fueron llevadas a California por un río atmosférico que es un estrecho corredor o filamento de vapor de agua concentrado transportado en la atmósfera como un río en el cielo.

Por la tarde el lunes, El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) publicó un aviso de inundaciones provocadas por el exceso de lluvias en los condados de Orange, Riverside y el norte de San Diego.

“Se esperan precipitaciones adicionales de 0.5 a 1 pulgadas sobre la zona”, dijo el NWS en un aviso en su sitio web. “Esta lluvia adicional provocará inundaciones menores”.

Este aviso viene después de varias inundaciones y árboles caídos en el condado de Los Ángeles, evacuaciones obligatorias en los condados de Santa Bárbara y Ventura y cortes de energía en el norte y centro de California.

De acuerdo con un reporte de NBC News, al menos tres personas han muerto en incidentes de árboles caídos asociados con el clima severo en el estado de California.

En una publicación en la red social X, anteriormente conocida como Twitter, CalFire anunció que rescataron a dos personas y sus perros que estaban atascados en una isla en la orilla del río de Santa Ana cerca de Riverside.

En la ciudad de Orange, el río Santa Ana fluyó rápido y estaba más alto de lo normal debido a la intensa lluvia.

De acuerdo con un reporte de The OC Register, Disneyland decidió cerrar dos horas más temprano debido a las malas condiciones climáticas.

Debido a la tormenta y sus efectos, el gobernador del estado de California Gavin Newsom declaró un estado de emergencia desde el domingo.

“Esta es una tormenta grave con impactos peligrosos y potencialmente mortales. Preste atención a cualquier orden de emergencia o alerta de los funcionarios locales”, dijo Newsom. “California está lista con una cantidad récord de recursos de emergencia sobre el terreno para responder a los impactos de esta tormenta”.

Lectores: 82

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: